Los ordenadores robustos no son únicamente “carcasas duras”

Incluso los usuarios profesionales de pda’s, tablets y smartphones robustos desconocen, en su mayoría, aquello que define a los “ordenadores robustos,”, qué pruebas validan la robustez y cómo se llevan a cabo dichas pruebas.

Ordenadores robustos vs. ordenadores “reforzados”

Un ordenador verdaderamente robusto es mucho más que un ordenador normal envuelto en una resistente carcasa exterior. Considere la diferencia entre un ordenador “robusto” y un ordenador “reforzado” (o tablet o smartphone). El término “reforzado” denota que los componentes internos frágiles han sido protegidos de alguna forma pero, en realidad, un ordenador verdaderamente robusto ha sido diseñado desde el interior para que funcione de forma fiable en entornos y condiciones extremadamente hostiles.

La demanda y popularidad de los portátiles y smartphones resistentes y durables están en alza. Algunos dispositivos convencionales se anuncian como robustos porque incorporan características tales como la resistencia al agua, pero son, en realidad, dispositivos reforzados, no robustos. Es posible que sean impermeables, pero carecen de otros aspectos de la robustez, como la capacidad para soportar impactos y vibraciones, así como su capacidad para funcionar bajo temperaturas extremas.

¿Cómo probamos nuestros portátiles robustos?

Para poder ser considerados robustos, los ordenadores se someten a múltiples pruebas de robustez. Los estándares de la industria se basan en los métodos de prueba MIL-STD y en la escala de protección contra polvo y agua.

  • Las pruebas MIL-STD, es decir, el estándar para equipamientos del ejercito de los Estados Unidos, incluyen métodos de pruebas de laboratorio de 24 horas de duración que garantizan que el equipamiento es capaz de soportar bajas presiones en altitud, temperaturas altas y bajas, cambios drásticos de temperatura, lluvia, humedad, exposición a la arena y polvo, así como fugas, impactos y vibraciones.
  • La escala de protección contra polvo y aguamide la protección contra el polvo y los líquidos de los dispositivos. La clasificación se indica con números de dos dígitos. El primer dígito indica el nivel de protección  contra el polvo y el segundo, el nivel de protección contra líquidos (agua).  Una clasificación de IP65 garantiza una protección total contra el polvo y protección contra chorros de agua.

Estos estándares de prueba valoran la capacidad de un ordenador para afrontar los entornos más hostiles del mundo. Así se llevan a cabo las pruebas más importantes en relación con factores ambientales individuales:

Pruebas de impactos y caídas. Existen ocho procedimientos de prueba de caída diferentes que producen golpes e impactos de formas distintas. La “prueba de caída en tránsito” es la más citada. Requiere que los componentes sean capaces de superar 26 caídas desde una altura de 122 cm en cada superficie, extremo y esquina sobre una superficie dura como, por ejemplo, el cemento.

Pruebas de resistencia a los líquidos. Durante las pruebas de resistencia al agua, el ordenador es sometido a potentes chorros de agua desde varias direcciones. La duración de la prueba y el volumen y presión del agua varían según la clasificación.

Pruebas de vibración. Las pruebas de vibración se sirven de agitadores de laboratorio para simular que el ordenador se encuentra dentro de un vehículo o que está siendo transportado por una persona, con variaciones en la forma de onda de las vibraciones y su frecuencia e intensidad, dependiendo del tipo de dispositivo y el entorno que se esté  recreando.

Pruebas de arena y polvo. Los procedimientos de resistencia al polvo prueban la entrada de pequeñas partículas de polvo. Se proyectan harina y arena sobre el dispositivo con velocidades de viento variables y altas temperaturas durante varias horas mientras rota el dispositivo.

Pruebas con temperaturas extremas. Las pruebas de funcionamiento con temperaturas altas y bajas exponen al dispositivo a calor y frío extremos mientras se encuentra apagado (almacenamiento), cuando se enciende y utiliza (funcionamiento) y mientras se utiliza en temperaturas normales de funcionamiento tras haber estado expuesto a temperaturas de almacenamiento más altas (de espera táctica a funcionamiento).

Pruebas de humedad. Durante las pruebas de humedad, los ordenadores son sometidos a temperaturas tropicales, con una humedad superior al 90% durante varios días. Muchas de las características que hacen que los ordenadores portátiles sean resistentes al agua también evitan los daños derivados de un nivel elevado de humedad.

Fabricación de un ordenador robusto

¿Cómo consiguen los fabricantes diseñar dispositivos móviles capaces de superar estas pruebas y obtener una clasificación muy alta en MIL-STD y en el grado de protección?

Estos son algunos de los procedimientos:

  • A diferencia de los ordenadores normales, la mayoría de los ordenadores robustos no incorporan piezas móviles en su interior, como ventiladores y discos duros giratorios. En lugar de discos duros giratorios, los ordenadores robustos incorporan unidades de estado sólido, discos duros sin componentes mecánicos móviles, que poseen mayor resistencia a los impactos físicos.
  • Los ordenadores robustos contienen refuerzos, a menudo de aluminio, para impedir que los componentes internos y las placas se doblen durante un impacto. La carcasa exterior y las protecciones han sido diseñadas para absorber la energía derivada de una caída, para evitar daños internos.
  • La pantalla táctil de un smartphone u ordenador es básicamente de cristal con un recubrimiento para que sea sensible al tacto. Los ordenadores robustos disponen de pantallas con cristal endurecido químicamente para evitar los arañazos y las grietas. Las pantallas también se pueden colocar a una altura inferior con respecto a las carcasas para reducir su vulnerabilidad.
  • La retroiluminación de la pantalla se utiliza para mejorar su lectura en el exterior, incluso con luz solar directa.
  • Algunos ordenadores robustos están equipados con radiadores internos para poder funcionar en entornos fríos.  El radiador calienta los componentes para poder funcionar a un nivel aceptable y eliminar la condensación ocasionada por los cambios de temperatura.

En resumen, cada detalle individual y pieza de un ordenador verdaderamente robusto se estudian, desarrollan y seleccionan para que el ordenador sea lo más robusto posible 

Con un mayor conocimiento de los estándares y pruebas de robustez, estará más preparado para elegir un ordenador portátil, tablet o smartphone robustos que se adapten a sus necesidades.

Si busca un ordenador robusto, no lo compre reforzado. Los ordenadores robustos han sido fabricados, tanto interior como exteriormente, para ser robustos. Aquí no encontrará piezas frágiles envueltas en un carcasa dura.